Entrevista Javier Moyano “Rabiarte”


Compartimos el espacio de Rebel-Arte con Javier Moyano “Rabiarte”, escritor y poeta colombiano yendo por la senda de la rabia. Estuvimos hablando de sus inicios como poeta y escritor, de su libro “La Rabia” y otras cosas muy interesantes.

Dejamos uno de sus poemas para que lo disfruten.

Home sweet home

Te arde la garganta
no puedes bajar tu propia saliva,
llevas despierto más de una hora y te niegas a abrir los ojos,
huele a cañería a tu alrededor,
la cama medio vacía al igual que los bolsillos y la memoria.
Levantarse empujado por unas ganas desesperadas de orinar
al fondo del inodoro puedes ver un condón roto y algunas colillas,
te miras en el espejo roto y descubres una herida nueva,
maldices y te ríes de tu suerte.
Buena compañía un champiñón al desayuno
fumar un poco de opio mientras esperas que el agua de la ducha caliente,
quedarte por cuarenta minutos absorto en el sifón
masturbarte sin eyacular,
recordarla para olvidarla,
fumar un poco de marihuana al salir,
poner en el tornamesa un lp de Tom Waits
nunca jamás debe quedar cerca del país de las maravillas.
Mirar por el ojo óptico
ver dos niños jugar en el pasillo con una silla de ruedas
al fondo una anciana está en el suelo,
abres la nevera y descubres la cabeza de un cerdo
tres latas de cerveza alemana y un tomate,
sacas una cerveza para ayudarte a empujar algunos placebos,
inhalas un poco de cocaína al terminar y cargas la pistola,
en la lámpara hay unas tangas verdes colgadas,
¿Qué día es hoy? Te preguntas, sabes que no el de tu suerte
vuelves a la cama para quedarte horas viendo a la araña construir su trampa.
Afuera escuchas las sirenas,
Llega la noche, despiertas,
te inyectas un poco de aire en la venas
buscas sin éxito algunas monedas en el suelo,
tomas el disco de Tom Waits para venderlo por algunos pesos,
mojas tu rostro, respiras hondo,
fumas un cigarrillo frente al espejo roto,
sacas la bala de la pistola y la guardas en tu pantalón,
miras por el ojo óptico
los niños no están, la anciana tampoco,
te marchas y dejas la llave bajo el tapete que dice: Welcome Home sweet home

(Incluido en La Rabia, de sombras y de abismo Volumen II)