La sopa fría, lo nuevo de Daniel Correa

Desde el 14 de diciembre estará disponible el nuevo disco del músico bogotano. Suena a ska, reggae, cumbia y hasta a bolero.

La frase “la venganza es un plato que se sirve frío” es una de las inspiraciones detrás del nombre del séptimo disco de Daniel Correa. La sopa fría, que llega el 14 de diciembre luego de un año de Lunática, su anterior álbum, promete músicas nuevas, un estilo noventero y demostrarle muchas cosas a los incrédulos.

El negocio de la música está lleno de retos y Correa lleva más de una década enfrentándolos. Esta vez, su álbum es una manera de mostrar que puede producir un disco excelente en cuanto a temas y calidad de sonido. Por eso decidió experimentar de nuevo con el formato grande de grabación, que implica vientos, percusiones y el cuarteto de base: batería, bajo, guitarra y teclados, cuenta el músico.

La sopa fría también es el resultado de las músicas que lo han inspirado en su vida. Cumbia, reggae, punk, ska y boleros influyen en este disco con identidad noventera y de temáticas variadas. Por ejemplo, dice Correa, “hay canciones de cambio, de recuperación, de desamor… canciones en inglés y francés, y también boleros y rock”.

Correa dice que este es su disco más alegre, desde que empezó el proyecto Daniel Correa y Los locos del ritmo, hace diez años en Nueva York. Luego le quitó el nombre que le había puesto a la banda y ahora solo se presenta como Daniel Correa. Con ese nombre lanza en las próximas semanas “su disco más alegre”.

La idea es que La sopa fría revele lo que ha sido su camino en el mundo de la música y “sea bien recibido, como un disco maduro con letras que tienen contenido y música fresca, divertida y de calidad”, dice Correa.